Las Bardenas Reales

En el Sureste de Navarra, nos encontramos uno de los espacios naturales más singulares y diferentes de Europa. Un paraje natural semidesértico, constituido por una superficie de más de 42 mil hectáreas declaradas Parque Natural y Reserva de la Biosfera por la Unesco, las Bardenas Reales de Navarra.

Un ecosistema estepario singular de belleza inigualable con un sin fin de caminos y senderos que nos permiten disfrutar de este espacio fruto de la erosión activa del viento unido al agua torrencial de la lluvia, que ha creado formas peculiares e identificativas que se convierten en el hábitat de singulares especies animales. Paisaje agreste, seco y diferente, con predominio de ocres y anaranjados, de aspecto lunar, su extraña orografía es como si estuviera fuera de lugar, con suelos arcillosos y areniscos, formas sorprendentes en las que destacan los barrancos, las mesetas de estructura tabular, los badlands, las chimeneas de hadas y los cabezos.

Paraíso de luz, cielos abiertos, amplios horizontes y soledad aislada del mundanal ruido, donde reina la calma y la tranquilidad, despertando tus sentidos, con olor a romero, ontina, tomillo y numerosas plantas aromáticas, un lugar que invita a relajarte, vivir tu paz interior en un entorno íntimo, personal, rodeado de naturaleza. Disfrutando de las alucinantes vistas, respirando aire puro, inhalando el silencio que domina esta tierra. Sintiéndote en un espacio de aspecto lunar que te traslada a otro tiempo, con la sensación de estar perdido en un mundo distinto.

Ideal para recorrerla a pie, en bici, en 4×4, a caballo… Como tu quieras… Diferentes rutas con montes, barrancos, cabezos, lomas, subidas, bajadas, llanuras… todo ello en un entorno superagreste, solitario y de una belleza natural espectacular.

Las Bardenas Reales están unidas a un mundo rural lleno de tradiciones, historia, trashumancias, cultivos…

Al ser un Parque Natural se debe respetar siempre al máximo el patrimonio y el medio natural.

Recorridos incomparables, siempre de forma controlada y respetuosa con el entorno, practicando así un turismo sostenible.